Cocinando con Tito, sin complicaciones